ACTUALIDAD EN LAS REDES

 Twitter   

SanjuTV - Youtube     

 

SERVICIOS

Menú  

 

ASOCIACIONES

    

 

OTROS:

                  

 

Carácter Propio

Los centros educativos de la Fundación Educativa Santísima Trinidad (FEST) son expresión de la misión liberadora que a lo largo de los siglos ha caracterizado, en la Iglesia y en la sociedad, a los diversos institutos y congregaciones de la Familia Trinitaria; renueva su identidad carismática al servicio de todas las personas, educando en la libertad interior y exterior.

Nuestro compromiso promueve un estilo educativo-evangelizador propio, católico, social e innovador, que tiene sus raíces en una concepción cristiana de la vida y de la persona, destinada a vivir en libertad y a ser respetada en su dignidad y derechos fundamentales: la dimensión personal, social y religiosa, la participación activa y con la propuesta de valores evangélicos.

La comunidad educativa trinitaria hereda los valores de libertad y sencillez, mira al futuro y apuesta por la misión compartida, la innovación pedagógica, la pastoral de acompañamiento y la transformación social. Como Familia Trinitaria nos consideramos expertos en humanización y en la promoción de la justicia, por eso seguimos creyendo que, EDUCAR ES LIBERAR.

  • Visión

    Los colegios trinitarios comparten la visión e inspiración liberadora de san Juan de Mata, renovada a lo largo de los siglos por los continuadores de su obra y las fundadoras y fundadores de los institutos que conforman la Familia Trinitaria. Así aquella visión llega a nosotros, para ayudarnos a interpretar la realidad y actuar a través de ella por medio de tres claves:

     

    • Una visión que busca la autonomía y riqueza de las personas, reconociendo sus elementos diferenciales y descubriendo, a partir de ellos, posibilidades para el encuentro intercultural,  el pensamiento crítico, el diálogo y la igualdad de oportunidades.

    • Una visión que promueve una pedagogía activa y del encuentro, por medio de la educación en la interrelación, la comunión y la escucha mutua.

    • Una visión que cree y siente a Dios como Trinidad. Como imagen suya nos compromete a ser comunidad educativa abierta, cercana y comprometida.

    Para alcanzarla, necesitamos algunos cambios clave:


    Educar en libertad y para la libertad


    Creemos en un modelo educativo que forma para la libertad interior y para crear espacios de libertad exterior, en un ambiente de pensamiento crítico, implicados en la transformación social, la ruptura de estructuras injustas, la educación plural y la diversidad.

    Desde el programa de las bienaventuranzas​


    Concebimos un estilo educativo que emana del proyecto de felicidad expresado por Jesús de Nazaret en el programa de las Bienaventuranzas. Miramos más allá de los valores aceptados por la mayoría, e interpretamos su compromiso por la justicia como motor de cambio; enseñamos a leer la realidad desde una visión esperanzadora.

    Enfocados hacia el cambio ​


    Optamos por una educación abierta, innovadora y creativa, que responda de forma adecuada y coherente a los cambios de paradigma pedagógico, didáctico y pastoral. Una educación apoyada en la formación continua de todos los agentes implicados en el proceso educativo, que nos permita la vivencia de los valores trinitarios identificativos.

    Desde las múltiples inteligencias


    Apostamos por un modelo de aprendizaje que cuenta con la capacidad de crecimiento constante de cada persona, en desarrollo de sus múltiples inteligencias, y que educa en las herramientas y recursos que ayudan a la autorrealización personal, libre y responsable, capacitando para el desarrollo en la sociedad que nos toca vivir.

     

    Educación empática y solidaria desde la inteligencia emocional


    Afirmamos la necesidad de una educación empática y solidaria, fomentadora de la cooperación y la ayuda entre iguales, dando prioridad al que más lo necesita, promotora de alianzas y compromisos más allá de gestos aislados. Una educación que reconoce sentimientos propios y ajenos, y adquiere las habilidades necesarias para manejarlos.

    Con inteligencia espiritual​


    Optamos por un aprendizaje abierto a preguntas últimas y que capacita para comprender el presente y su realidad, desde el deseo de saber y trascender, de cruzar umbrales; un aprendizaje de sentido, de reconciliación con uno mismo, de reconocimiento de la propia identidad, de libertad, de verdad, de silencio.

    Desde un modelo organizativo corresponsable​


    Apostamos por un modelo organizativo basado en la implicación real de toda la comunidad educativa, potenciador de las capacidades y talentos personales, facilitador de la corresponsabilidad en la misión, promotor de un ambiente de cercanía y acompañamiento desde la circularidad y la confianza, a ejemplo de Dios Trinidad.

  • Misión

    Nuestra misión e identidad emanan del Evangelio y del carisma trinitario que recibieron nuestras fundadoras y fundadores, y se concreta en un compromiso liberador para la transformación de la sociedad, desde la promoción de los derechos fundamentales de la persona.

    Como educadores trinitarios nos sentimos llamados a estar:

    Atentos a la realidad social
    Permanecer atentos a las diferentes realidades sociales y a las necesidades del entorno de nuestros centros educativos, ofreciendo una respuesta liberadora, educativa y evangelizadora fundamentada en nuestra identidad trinitaria. Vivimos en un mundo en cambio que requiere respuestas nuevas.

    Desde una pedagogía de la relación


    Educar en la interdependencia, construyendo una comunidad educativa de relaciones de igualdad y de posibilidades personales, desde la mutua estima y el sentimiento compartido de ser únicos a los ojos de Dios, promoviendo los talentos personales y grupales.

    Estimulando activamente la autonomía


    Desarrollar los hábitos y valores que promueven el protagonismo activo del alumno, como principal artífice de su educación, a través de metodologías activas que estimulan el aprendizaje autónomo y toman como base el respeto, la empatía y la tolerancia.

    Para la transformación personal y del entorno


    Capacitar para la transformación de la sociedad en que vivimos, formando personas críticas y libres, inquietas y creativas, que viven con voluntad, ilusión y esperanza sus ideales, que se comprometen con el cambio, con la justicia y con la conservación de la casa común que habitamos.

    Con competencias personales y sociales


    Formar en la adquisición de competencias personales que generen compromiso social en torno a los valores identificativos como colegios trinitarios, que promuevan habilidades personales desde la espiritualidad y la solidaridad propias de nuestro carisma trinitario.

    Evangelizando desde una propuesta liberadora


    Concretar la propuesta liberadora trinitaria en nuestro estilo educativo, descubriendo posibilidades inéditas en cada persona, escuchando la llamada a ser portadores de una Buena Noticia para todos, que nos permite afrontar la vida con libertad interior, como base y principio de una libertad exterior.

    Promoviendo la pedagogía del trabajo


    Promover una pedagogía del trabajo, la constancia y el esfuerzo, que estimula el aprendizaje y favorece la creatividad y la autoestima, desde una formación continua orientada a la incorporación de recursos pedagógicos y humanos que nos permitan responder a los retos de nuestra misión.

     

  • Identidad. Nuestro Lema

    “Trinitarios:
    Educamos para ser libres”

  • VALORES

    Nuestros centros educativos se inspiran en el estilo de vida trinitario, que propone los valores cristianos como generadores de actitudes humanas y como motores del cambio social. Este modelo educativo y relacional se caracteriza por la promoción de una escuela:

    Libre


    Educamos en libertad y para la libertad, más allá de un bonito lema, poniendo todos nuestros medios en reconocer cadenas que esclavizan, y ofrecer espacios y tiempos de liberación.



    Familiar​


    Somos una familia que, desde el carisma trinitario, crece superando dificultades, ayudando al más pequeño y al débil, respetando las diferencias e individualidades y viviendo la sencillez.



    Abierta​


    Aquí cabemos todos, nadie se siente extraño y cada uno encuentra un espacio para el crecimiento personal y para relacionarse con los otros, enriqueciéndonos con la diversidad, porque creemos que un ambiente abierto, armónico y agradable es el mejor punto de partida educativo.



    Cercana​


    Nuestra Comunidad Educativo-Pastoral rompe barreras y genera accesibilidad, porque creemos que sólo desde la cercanía se genera confianza, y ésta es la mejor base para la actuación pedagógica y pastoral. Entendemos que ser cercano es ser prójimo, y esto es ser cristiano.


    Luchadora​


    Nos caracteriza el espíritu luchador, no conformista, comprometido en la calidad de su tarea educativa y evangelizadora, abierto un futuro siempre ilusionante, en constante evaluación y sin miedo a mejorar cada día.


    Innovadora​


    Porque creemos en el cambio, y proponemos metodologías y espacios para el encuentro, desde un estilo educativo marcado por el carisma liberador trinitario, que se caracteriza por aportar ideas y recursos nuevos en circunstancias bloqueadas por el inmovilismo.



    Comprometida​


    Colaboramos en la construcción de una sociedad más solidaria e igualitaria, generando un compromiso activo que fomenta el sentido crítico y la educación transversal mediante los valores del Evangelio inherentes al proceso educativo.

     

    Apasionada


    Espíritu luchador, no conformista, comprometido en la calidad de su tarea educativa y evangelizadora, abierto a un futuro siempre ilusionante, en constante evaluación y sin miedo a mejorar cada día.

Trinijoven, Pastoral Juvenil VacacionalTrinitarios P. Espíritu Santo Trinitarios P. de la Inmaculada     

 

 

 

San Juan García, Madrid . Espacio desarrollado por LCIbérica © LCIbérica.